Algo que decir

Posts Tagged ‘amor

Cuando tenia 14 años y no tenia mayor preocupación que estudiar y aprobar, cosa que no hacia con mayor éxito debo decir, algunas chicas de mi salón estaban ilusionadas con el dichoso quinceañero, digo algunas chicas de mi salón, porque ninguna de mis amigas cercanas tuvo quinceañero, porque? No lo se, no lo recuerdo.

Recuerdo que estaba de moda mas que la fiesta tradicional con vestido largo y toda la fanfarria, las fiestas con luces, fui a una que otra.

A mi la verdad no me quitaba el sueño, ni la fiesta, ni el viaje, en casa habían mayores preocupaciones y cosas mas importantes en que pensar, a mi abuelo materno, al patriarca de la familia, le habían detectado cáncer y aunque han pasado tantos años desde entonces, aun recuerdo el miedo y el dolor que toda la familia sintió.

Mi abuelo, mi papa Pepe como lo llamábamos, aparentaba ser duro y estricto, pero en realidad era un viejito gruñón con un enorme corazón, quería a su esposa mi querida mama Nucha mas que nada en el mundo, al igual que a sus hijos y nietos.

Recuerdo como se alegraba al vernos llegar los domingos a su casa, en ese entonces nosotros los únicos nietos, lo recuerdo cantándole a mi tía July “Esqueletito, esqueletito” por lo flaquita que era, recuerdo como religiosamente su almuerzo debía estar servido a la 1.00 en punto y recuerdo que decía que daba lo mismo comer sopa y segundo juntos porque en la barriga todo se mezclaba, aunque nunca lo vi mezclarlo, mi hermano Aldo siempre dice que lo mandaba a “tomar sol al jardín” porque era muy flaco y pálido.

Viajaba siempre de la mano de mi abuelita, entre sus viajes se fueron a la selva y al norte donde en ese entonces vivían mis tías que luego de casadas el destino las llevo fuera de Lima, y el siendo “gringo” huanuqueño pero gringo, tenia las piernas tan blancas, tan blancas que parecían transparentes, recuerdo haber escuchado a mi tía July decir que cuando fueron a Chulucanas (un pueblito del norte) en donde hace un calor increíblemente fuerte y toda la gente es tostada por el sol, mi abuelo se puso un short y anduvo paseando así y que unos niños lo perseguían señalando y mirando sus piernas super blancas asombrados..jaja.

Recuerdo que escuchaba una emisora que se llamaba “Radio Cora” y el eslogan decía “yo soy Cora” y cuando el escuchaba el eslogan respondía con un “Yo soy Pepe”.

Te recuerdo jugando sapo en el jardín de la casa con tus hijos o tus compadres y tu les ganabas a todos.

El cáncer es una terrible enfermedad y te toco luchar contra ella, te dejo tan débil y delicado, tan delgado.

No se si sabias de la terrible enfermedad que te había tocado, pero decidiste ir a pasar tus últimos días a la tierra que te vio nacer, esa tierra amable y acogedora de buen clima.

Si, tu si sabias lo que tenias, dejaste todo ordenado y predispuesto, te recuerdo claramente en tu ultima navidad con nosotros con tu copa de champagne en alto diciendo: “talvez sea esta la ultima navidad que este con ustedes”, “quiéranse, manténganse unidos, cuiden a su mama Nucha” ese día casi nadie pudo contener el llanto porque tus palabras sonaban a despedida a una despedida que en algún momento seria inevitable, así lo hemos hecho querido papa Pepe, tu y la mama Nucha siguen siendo esa fuerza, esa magia que hace que nuestra familia sea tan unida.

En Julio del año 1990 nos dejaste, un 27 de julio, mientras en muchos lugares se preparaban para los desfiles patrios, nosotros nos preparábamos para despedirte de este mundo, todos tus hijos viajaron a Huanuco a verte y darte un ultimo beso y un ultimo abrazo, esperaste a que lleguen todos para partir, esperaste a que estén tus 8 hijos juntos.

Mi abuelo, mi querido papa Pepe, hace tanto que te fuiste, tu familia ha crecido mucho, muchísimo, tienes ahora 21 nietos y 7 bisnietos y estas presente en todos, en mi Tío Marco que se parece tanto a ti, en todos tus nietos y bisnietos que aunque no te conocieron en vida, saben de ti porque la familia se encarga de tenerte presente siempre.

Se que nos cuidas a todos desde donde estas, lo se porque lo siento, lo se porque cuando tengo miedo, cuando siento angustia, recurro a ti y me siento mejor, lo se porque todos lo dicen, todos te sienten.

Ojala estuvieras aun con nosotros papa Pepe, se te extraña, si, aun se te extraña, nos haces falta y estoy segura que mi mama Nucha es la que mas siente tu ausencia, mas aun en estas fechas, son 19 años desde que partiste pero siempre estas presente.

Te quiero papa Pepe, me apena ahora que soy grande no habértelo dicho nunca mirándote a los ojos y dándote un abrazo.

Tu nieta mayor que hoy quiso recordarte acá.

Milu

gview (2)

by Monica Carretero

by Monica Carretero

Y sí acepto, mi esposo quiere casarse conmigo otra vez…. Estamos por cumplir 15 años de casados en febrero del año que viene, Bodas de Cristal!!

El que sean Bodas de Cristal quiere decir que el matrimonio luego de 15 años será frágil como el cristal?? Noooo según wikipedia:

“Desde que se instauró la tradición de entregar a los esposos un regalo en cada uno de sus aniversarios de boda. Cada año, los obsequios estaban confeccionados con diferentes materiales progresando de los más frágiles a los más sólidos conforme iban pasando los años. De esta manera, se simbolizaba la mayor fortaleza de la relación.

Las materias con que se hacían los regalos dieron nombre a los diferentes aniversarios tal y como todavía los conocemos hoy en día.”

Debo decir que el mio no es frágil. A estas alturas de nuestras vidas creo que nuestro matrimonio esta más sólido que nunca, es cierto, nos falta mucho camino por recorrer pero es lo que siento en este momento.

Cuando recién me casé teniendo apenas 18 años, tal vez no pensé mucho o nada en lo que significaba dar ese paso, responsabilidades, convivencia, problemas, etc., en ese momento lo único que quería era estar todo el tiempo con él, no me importaba cómo ni en dónde, ni lo que había que hacer. Bueno ahora también quiero estar todo el tiempo con él.

Nos casamos sólo por civil, digo “sólo” porque a pesar de que yo deseaba algo como lo que había soñado alguna vez: “Entrar a la iglesia y llegar al altar vestida de blanco con un hermoso vestido y que ahí me recibiera mi hermano mayor para “entregarme” y que al salir no nos llenaran de arroz sino de pétalos de rosas o burbujas, tomarme muchísimas fotos como las que salen en los catálogos de novias para tenerlas en la sala de mi casa y una gran fiesta para celebrar”, pues no se dio, Sí se hizo una fiesta y nos acompañoó nuestra familia más cercana y algunos pocos amigos, el religioso vendría después, pero después las prioridades cambiaron y no llegó. Un bueeen tiempo después aun lo deseaba mucho, recuerdo haber ido a varios matrimonios o visto alguna película con las clásicas escenas de bodas de ensueño y llorar secretamente y a veces no tan secretamente deseando lo mismo para mi.

Ahora puedo decir con tranquilidad que ya no me quita el sueño una boda de princesa, me siento bien porque después de tanto tiempo nos seguimos amando quizá mas que el primer día y si no es más es de una manera distinta, con un amor más maduro, más sólido, con otros matices. El haber llegado hasta acá no ha sido fácil, uff claro que no, hemos tenido un millón y medio de discusiones en diversas épocas y por motivos distintos, pero felizmente los hemos podido superar, debo decir que eso es merito de mi esposo ya que él habla muchísimo y yo por el contrario tiendo a hacer silencio.

En esta época en que los matrimonios son casi descartables – Si no funciona me divorcio pues – Esto lo he escuchado muchas veces en algunas mujeres y la verdad a mi no me cabe, me siento super feliz de estar casada con un hombre maravilloso que nos demuestra todo el tiempo de muchas maneras el amor que nos tiene, que todos los días me dice que me ama, que se preocupa por mi, que me abraza y me besa sin motivo alguno, que me mira a los ojos y me dice “cásate conmigo”….con altos y con bajos, con o sin religioso, creo que Dios no bendice una unión en función a cuánto dejas en la iglesia cuando lo haces, sino mas bien cuando hay verdadero amor en un hogar y luchas por mantenerlo así.

Bueno la cosa es que se nos vienen las Bodas de Cristal y más que una boda religiosa, a mi amado lo que se le provoca es celebrar el amor y que contra todo pronostico después de todo este tiempo seguimos juntos. Nos gustaría algo así como una renovación del amor con toda la gente que nos quiere y que queremos acompañándonos ese día, mas o menos lo tengo pensado, veamos qué pasa hasta febrero.

Uy!,  me salió muy largo el post.

Por hoy creo que es todo…